Posts etiquetados ‘melendez’

img-296.jpgimg-064.jpg

(Aprovechen Y Peguenle Al que Tengan Al Lado) 😉

Parecía mentira esta tarde en los teques, tenía tiempito sin salir así a caminar por ahí sin tener nada qué hacer, y todavía sigo así porque hoy fui con un propósito, comprar pan y vaina, pero bah, igual un paseo es un paseo…Y tal fue mi sorpresa cuando bajé caminando, me gusta caminar, y no vi casi que ningún buhonero en la calle! no se si así será todos los domingos, como han notado no soy de los que se la pasa en la calle por mas que quiera, pocas veces salgo un domingo y este fue uno de los afortunados, fui caminando hasta las residencias donde se aloja mi novia, antes de eso compré el pan, y me disponía a buscar un puesto de teléfonos, para llamar y ver si estaba disponible, no iba a llegar así de improviso a quizá infortunar su día…No había ni 1 puesto de teléfono en toda la calle, ahí si que me asusté, ya pensé que me había perdido otra vez y había ido a parar en otra dimensión, me calmé un pelo al ver un puesto a lo lejos, llamé pero inmeadiatamente fui dirigido a la contestadora, me dije a mi mismo “bueh..sube a ver qué esta haciendo”, y me propuse subir pero el vigilante en la puerta, luego de preguntarme cuales eran mis asuntos me informó que el representante del apartamento tenía que bajar a abrirme, y para eso tenía yo que llamarlo, LO CUAL YA HABÍA HECHO!..pero no atendió…así que bueh, no pude hacer nada ahí..seguí caminando, pisé aceras que no creo haber pisado nunca antes en mi vida porque siempre habían puestos de buhoneros o cosas ahí, las calles estaban limpias, poca gente, no tenía que esquivar a nadie, iba casi que caminando en zig-zag, cosa imposible en un día común…Me conseguí a un antiguo profesor del liceo, lo saludé desde lejos pero noté en su cara una negación controlada a saludarme, no le presté mas atención al asunto (no le paré bolas a la vaina)..tal vez no me había reconocido, he cambiado desde que salí del liceo? nah, mas bien creo que si me reconoció y por eso fue que me evitó…Luego, todavía caminando, un hombre de aspecto desarreglado, casi penoso resultaba el estar en su presencia, pero como yo no sufro de pena ni verguenza entonces me da igual, me detuvo y me preguntó si había alguna pescadería abierta por ahí, yo negué esa suposición, acababa de venir de toda esa calle y no había visto nada parecido, luego nos pusimos a hablar ahí en medio de la acera acerca de las pescaderías y la vaina de los domingos y eso, increible que un conocido se haya negado a siquiera saludarme y que un completo extraño haya encontrado en mi tal ayuda y conversación, jaja, que cosas, no?..A la final agarré un autobus por ahí y bueno, el viaje terminó…es impresionante las cositas que uno se encuentra en estos días, al menos para mi que no me sorprendo casi con nada, excepto con las cosas brillantes…

VolverALaPáginaPrincipal..